La profesión dedicada a la reparación de calzado en León es una de las más antiguas y tradicionales que existen, por eso no debe perderse esta actividad tan señera y que tanto valor ha proporcionado a la sociedad actual. Un negocio que suele pasar de generación en generación y que requiere el conocimiento y dedicación de una serie de profesionales que cuenten con una destreza manual alta.

La reparación de calzado en León tiene su forma de actuar, pero sin duda uno de ellos es el pegado del zapato para su posterior uso, una vez restaurado por completo. Hoy día existen muchos tipos de sustancias que son capaces de unir objetos, pegamentos, pero no todos son adecuados para el pegado del zapato. A continuación, te contamos qué posibilidades tienes en este sentido para no hacer algo que pueda poner en peligro tu zapato.

En primer lugar, debes saber que una reparación sencilla, un pegado no muy complejo, podrías hacerlo, siempre que tengas los materiales adecuados, pero una reparación más completa debería ser atajada por un profesional de la materia para evitar que el zapato se dañe.

Lo primero que debes hacer es limpiar la zona a pegar de la mejor forma posible. A continuación, deberías escoger un pegamento adecuado, no emplear a ser posible los de contacto, mejor los que son más pastosos y compatibles con madera y otras superficies delicadas. Seguidamente, pon un poco de pegamento en la zona a unir pero sin pasarte, si lo hicieras, limpia de inmediato la zona para que no queden restos cuando se seque. Junta las partes bien fuerte durante unas horas y prueba si el pegamento funcionó.

Si necesitas una reparación de cualquier forma de tu calzado, en Astura te tratamos tu caso de forma individual y exclusiva, ya que para nosotros cada zapato es único y sabemos el valor que tiene para su dueño.